Aulaga

aula aulaga cocinitaUn equipo de educadores de dos distintas generaciones, pero unidos en el valor de la Pedagogía Waldorf, hemos impulsado la creación de un Jardín de Infancia que ofrece a los niños pequeños en esta etapa de crecimiento, un espacio que los acoge en libertad, con respeto hacia su individualidad y con la dedicación y atención necesarias para acompañarles en su desarrollo natural y proceso madurativo, todo ello contagiándoles de entusiasmo y asombro. El compromiso con el niño, nos convierte en coeducadores con los padres y familias.

Desde un conocimiento profundo de las necesidades del niño, el Jardín de Infancia Aulaga, proporciona un ambiente hogareño, propicio para el despliegue de todas sus facultades innatas, teniendo un cuidado  muy especial por todo lo que rodea al niño, proporcionándole en todo momento una riqueza  de impresiones sensoriales que le permiten una relación auténtica con su entorno, brindándole oportunidades para conectar con la naturaleza que le rodea a través de:

  • Juguetes hechos de materiales naturales, cuidando la cualidad de sus formas, para potenciar su creatividad,
  • Uso de acuarelas y ceras de tintes naturales, con las que el niño entra en contacto con el brillo y la verdadera cualidad del color,
  • Cera de abeja para modelar,
  • Teatrillos, corros, juegos de dedos, que le proporcionan  el  desarrollo de la atención, escucha e imaginación,
  • Colores suaves en paredes y decoración interior, cuidando no exponerles a una excesiva estimulación sensorial en el aula,
  • Alimentos ecológicos.
  • Un espacioso jardín que le pone en contacto con el mundo vegetal y el ciclo de las estaciones, y le proporciona el movimiento  y psicomotricidad adecuados para su desarrollo físico, intelectual y emocional,
  • El cuidado del huerto y animales de granja, que completan las actividades ofrecidas.

niño arenero aulaga

Conoce Aulaga, nuestro jardín de infancia y la opinión de nuestros padres.

“Acoger cada niño como una persona única; establecer con él una relación de confianza recíproca; permitirle así descubrir, desarrollar y despegar sus potencialidades y capacidades: éste es el papel de la escuela, al menos tal como lo concibe el movimiento internacional de escuelas Waldorf, que se une de esta manera a la reflexión y a la acción que lleva adelante la UNESCO en materia de Educación”

niña aulaga jugando

Federico Mayor Zaragoza. Director General de la UNESCO 1994. 


Esto supone que las escuelas Waldorf, integradas en el marco de “Escuelas Asociadas” de la UNESCO, constituyen el movimiento escolar libre más importante del mundo.

La denominación de Escuelas libres, se refiere a que su misión fundamental es la de formar a los niños en la libertad.

Los niños que acuden a las escuelas Waldorf reciben en ellas herramientas vitales para formarse como individuos respetables.

“Todo educar implica un curar,

todo curar implica un educar”

                                                           Rudolf Steiner

NUESTRO DÍA A DÍA

BUENOS DÍAS

BUENOS DÍAS

Abrimos nuestras puertas, recibiendo a las familias; intercambiamos saludos y noticias de la pasada noche. Los niños se descalzan poniéndose las zapatillas de casa, y si alguno aún no lo domina del todo, es ayudado por su mamá/papá, por su maestra o por un compañero de más edad…

A DESAYUNAR!

A DESAYUNAR!

Con el “hasta luego” a los papás, comenzamos nuestro día…

Nos reunimos en  el corro alegórico de la estación del año en que nos encontramos. Ya encima de la mesa están  todos los recipientes que contienen los ingredientes para elaborar nuestro pan. Mientras la maestra los va mezclando, algunos niños eligen ayudarla y otros ya están jugando libremente…

Entre todos amasamos nuestro pan, y vemos como sube, sube… hasta que va directo al horno,  y a esperar, para poder tomarlo en la merienda.

Preparamos el desayuno de cereal y fruta fresca, y ¡damos buena cuenta de él!

JUEGO LIBRE

JUEGO LIBRE

Continuamos con el juego libre, hasta llegar a la actividad artística del día de la semana: dibujo con ceras, pintar con acuarelas, tapiz de lana cardada, modelado de cera de abeja.

Llega la hora de salida al jardín, momento de explorar, descubrir, de aprender de las flores, los arboles, los insectos, los pájaros. De compartir el arenero y el columpio entre todos y de cuidar del huerto y de los animales.

CUENTO

CUENTO

A la vuelta nos encontramos el aula acogedora y en penumbra para recibir nuestro cuento.

Algunos niños se preparan para volver a casa, y a los demás les espera un nutritivo almuerzo, una reparadora siesta y una esperada merienda de fruta y  pan con aceite. Y la vuelta a casa.

¡Hasta mañana!